Todos sabemos que este es un tema que está muy hablado, pero siempre es mejor prevenir que curar y desde www.somosbikers.com pese a pecar de poco originales no podemos dejar pasar por alto.

Si eres de los que esperan a tener sed para tomar líquidos, puedes tener serios problemas. Según una investigación, el mecanismo de la sed corporal no está muy bien regulado. La sed se empieza a sentir después de que el cuerpo ya ha perdido el 2% de su volumen total del agua, por lo que el rendimiento corporal se reduce hasta un 10%.

No hace falta decir que una caída del rendimiento es sólo el comienzo de la deshidratación. Si la condición empeora, podrías estar frente a una fatiga muscular grave e inclusos retrasos en tus reflejos.

Desde www.somosbikers.com intentaremos darte algún consejo para evitar la deshidratación.

¿Cuándo empieza a ser peligrosa la deshidratación?

A medida que tu temperatura corporal se eleva durante el ejercicio, tu cuerpo produce sudor para mantenerse fresco. Al principio, tu cuerpo hace que el agua de la sangre altere el volumen del plasma sanguíneo, pero hay un límite en la cantidad de agua que se introduce en la corriente sanguínea, ya que este agua el cuerpo lo utiliza para el funcionamiento cardiovascular, el cerebro y los pulmones. De este modo, si llegas a deshidratarte, tu cuerpo comienza a retirar agua de las células musculares para mantener los órganos esenciales y de esta manera. Es por ello que muchos ciclistas comienzan a sentir calambres.

Si comienzas a tener mucha sed, es casi seguro que no lograrás aliviar tus síntomas de calambres de modo rápido. Esto se debe a que al agua necesita cierto tiempo para salir fuera del estómago y mezclarse con la sangre, por lo que es probable que te deshidrates aún más antes de que el agua empiece a hacer efecto.

Llegar al punto en el que tu cuerpo ha perdido el 10 % de su volumen de agua es muy peligroso ya que no recibes los líquidos en forma rápida.

¿Cuánto se debe beber mientras se monta en bicicleta?

Este es un punto complicado, ya que los expertos en hidratación dividen sus ideas. Algunos recomiendan tomar sales antes de montar en una bicicleta, de esta manera beberán la bebida deportiva a lo largo de todo el viaje. Otros recomiendan beber la medida de un vaso de agua cada 20 minutos, ya que las proteínas en el tracto intestinal se mueven más rápido, pudiendo llegar antes al torrente sanguíneo.

Utilizar bidones térmicos puede ser de gran ayuda, poder ingerir agua fresca es muy pero que muy beneficioso.

BIDON CAMELBAK PODIUM ICE R

http://www.somosbikers.com/comprar-bidon-camelbak-podium-ice-azul

Los mejores consejos de hidratación para practicar ciclismo

Para prevenir la pre-deshidratación se debe beber regularmente. Antes de comenzar tu viaje, es recomendable beber al menos 15 minutos antes de salir. No te preocupes por tener que orinar cuando empieces a pedalear, esta sensación  es una respuesta suprarrenal que suele ocurrir si bebes liquido o no, aseguran los expertos, pero esto ocurrirá solo cuando la vejiga ya esté llena.

Al terminar el viaje, lo ideal es pesarse antes y después de cada sesión de entrenamiento para saber cuántos gramos se han perdido. En relación a esto, se debe beber medio litro de agua por cada 500 gramos de peso perdido. Sin embargo, dado que es muy probable que entres en un estado de privación de sodio, asegúrate de consumir algo con sal, ya sea una comida salada o una bebida rica en electrólitos.

Conclusión

Antes de montarte a una bicicleta, sobre todo en verano, bebe el agua suficiente (al menos 500ml) aunque no tengas sed, además de cuidar tu salud, lograras un mejor entrenamiento y disfrutar de tu salida a pesar del calor.

Anuncios