LÍMPIALA QUE NO ENCOGE

Hoy en www.somosbikers.com queremos darte unos consejitos que resumiremos en cuatro para tener tu bici apunto.

Y para ello lo mejor es comenzar con una buena limpieza a fondo.

Tranquilo que no encoge.

2. Usa un buen producto de limpieza

Quien te diga, que un espray especial para desengrasar bien la bici no merecen la penase equivoca, porque sin duda  marcan la diferencia. Utiliza un buen producto, déjalo que actúe unos minutos y luego quítalo con agua. Así la suciedad que se esconde en los lugares más recónditos desaparece con más facilidad.

Asegúrate de enjuagarlo todo correctamente, sobre todo si tu bici tiene superficies anodizadas pues pueden acabar con el tiempo perdiendo el color.

Nosotros lo solemos utilizar en la transmisión no en el cuadro, pero no te preocupes si lo aclaras bien no tendrás ningún problema.

También es importante que la seques bien y después apliques un buen spray con TEFLON

http://www.somosbikers.com/comprar-limpiador-bicicletas-aerosol-200-ml

desengrasante shimano

http://www.somosbikers.com/comprar-lubricante-gt-85-teflon

gt85-ptfe-400ml

2. Limpia la transmisión

El cambio de una bicicleta de montaña es uno de los puntos débiles. La transmisión pasa mucho tiempo llena de barro y polvo lo que no es una situación ideal.

Una vez más los productos específicos de limpieza son muy eficaces. Asegúrate de que los platos y toda la transmisión están limpios.

http://www.somosbikers.com/comprar-desengrasante-aerosol-shimano

DSC_0002_2

Puede parecer obvio, pero un cepillo te será muy útil a la hora de limpiar cadena, platos y piños. Hay que limpiar, lavar y secar la cadena antes de volver a engrasarla. Espera unos minutos y quita el aceite que sobre. Un error muy común es dejar todo el aceite en la cadena, pero así lo que consigues es que se pegue más porquería en ella y sobretodo no la engrases minutos antes de salir.

Pásate por la sección de limpieza de somosbikiers y no dudes en consultarnos tus dudas.

http://www.somosbikers.com/taller-limpieza-lubricantes-c-23_72_86.html

3. Cuida los retenes de las suspensiones

Aunque no seas un experto mecánico y no te guste demasiado utilizar herramientas, no es nada difícil mantener la suspensión funcionando a la perfección. Compra aceite para la horquilla, una vez que ésta y el amortiguador están limpios y secos, embadurna las botellas y sube y baja la horquilla. Después seca lo que haya sobrado. La suciedad, además del lavado y secado constante, puede acabar con la vida de los retenes.

4. Controla las tuercas y los cojinetes

No es necesario cada vez que ruedes con la bici, pero un chequeo de toda la tornillería después de una buena lavadita te evitará quedarte tirado lejos de casa porque hayas perdido una pieza.

Anuncios